Pedales automáticos carretera: ¿Qué tipos existen? Ventajas y desventajas

En el mundo de la bicicleta de carretera, al igual que en el mundo de la Mountain Bike, una de las cosas más comunes en las que iniciarse son los pedales automáticos, al principio una elección difícil y una gran duda, pero sin embargo con unas grandes ventajas.

En anteriores artículos hablamos de los pedales existentes en el mundo del MTB, sus pros y sus contras, y cual usar según ocasiones. Ahora es el momento de analizar los pedales de carretera.

Para empezar y por lo general, los pedales de carretera solo calan por una parte, es decir solo podremos enganchar nuestro pie por una parte del pedal, y no por la otra. Después también cabe decir que los pedales de carretera tienen una consistencia menos comprometida en tal de ahorrar peso, es decir, son más ligeros pero menos resistentes.

Pedales de este estilo son los Look, Shimano y Ritchey. Ajustables en dureza gracias a su muelle. Son los más comunes por su relación precio-prestaciones, pero son algo incómodos de usar al principio, cuando todavía no sabemos calar.

Después tenemos los pedales Speed Play, que a algunos os sonarán, con estos pedales el enganche no esta en el pedal en sí, sino en la cala que irá atornillada a la zapatilla. Se suelen usar bastante en el mundo de la competición.

¿Ventajas? son los más fáciles de calar, y se pueden anclar por las dos partes, cosa que agradecerían muchos ciclistas de carretera en sus inicios. Funcionan bien en barro y en lluvia, por lo que se pueden usar perfectamente para Mountain Bike.

También son muy recomendables para personas con las rodillas delicadas y son los más ligeros con diferencia. Son muy resistentes y duraderos respecto a los otros modelos del mercado, y además se pueden encontrar en multitud de colores. ¿Qué tienen de malo? pues obviamente su precio, son los más caros.

Y para terminar también podemos encontrar los pedales Time, que usan sistema I-clic. Este sistema elimina el muelle y lo sustituye por dos laminas de carbono que mejoran el anclaje, lo hacen más sencillo y además ahorran peso.

Con estos Time tendremos unos pedales más duraderos, ya que el carbono es más resistente, elástico y fiable que los muelles. También tendremos menos mantenimiento, ya que las láminas de carbono no necesitan lubricación ni reaprietes.

Y otra ventaja es que se elimina la necesidad de presionar el pie para introducir la cala, todo son ventajas respecto a los pedales básicos, ¿las desventajas? el precio, al igual que los Speed Play, son bastante más caros que el resto.

Pedales automáticos carretera: ¿Qué tipos existen? Ventajas y desventajas
Share this