Fatbikes, un poco más sobre la nueva moda

Hoy nos dedicaremos a hablar de las Fatbikes, una última moda en bicicletas de Mountain Bike que cada vez va teniendo más adeptos, exceptuando el rápido crecimiento de las E-Bikes. Una Fat Bike es una bicicleta totalmente rígida, incluida la horquilla, con unos neumáticos de grandes dimensiones que fue concebida como herramienta de trabajo y transporte en zonas polares, como Alaska. Fatbike Las ruedas de grandes dimensiones evitaban que se hundieran en la nieve, debido a la mayor superficie y baja presión, y a su vez también hacían la función de suspensión, algo parecido a lo que ocurre con las bicicletas de Trial.

Por otra parte al tener más superficie y ser más anchas eran menos vulnerables de ser reventadas por el hielo de las bajas temperaturas. Por este mismo motivo una Fat Bike es simple, sin suspensión y con las menos partes móviles posibles.

¿PARA QUÉ SIRVE UNA FAT BIKE?

Fatbike (2)

Las Fatbikes eran herramientas de transporte, pero obviamente no se han lanzado al mercado con esta finalidad. Se pueden usar en cualquier terreno, aunque tienen grandes limitaciones debido al gran tamaño de las ruedas. Más concretamente son ideales para rodar sobre arena y evitar que los neumáticos queden clavados.

Está claro que una Fat Bike no puede cumplir la misma función que una bicicleta de paseo, una rígida de competición o una doble suspensión. Es una bicicleta simple, que se puede utilizar para rodar por cualquier tipo de sendero, para divertirse sin más concesiones. Fatbike (3) El gran tamaño de los neumáticos, de entre 3.6 y 5'', y la baja presión a la que pueden rodar, de 0.5 bares, permiten que una Fat Bike se comporte como un auténtico tractor. El agarre en todo tipo de terrenos es máximo y si lo que se quiere es ir seguro, una Fat Bike es la mejor bicicleta al respecto.

Barro, lluvia o piedra suelta, no importa, una Fat Bike siempre aportará más estabilidad que cualquier otra bicicleta y conseguirá una inercia cuesta abajo increíble. Sin embargo será un completo lastre en subidas o zonas llanas, donde nos podremos dejar las piernas con tal de empujar esas ruedas. Fatbike (4) En términos de comodidad, la baja presión aportará el suficiente confort en terrenos no demasiado complicados. Al igual que ocurre con una 29er respecto a una 26'', una Fat Bike es más cómoda. En cambio, la carencia de suspensión, penaliza en terrenos complicados con baches y saltos, donde una horquilla trabaja mucho mejor.

¿CÓMO ES UNA FAT BIKE?

De nuevo hacemos hincapié en la palabra simple, una Fat bike tiene un cuadro rígido de geometría agresiva que en sus inicios era de acero, en la actualidad existen Fatbikes de aluminio y de fibra de carbono, algunas de ellas equipadas incluso con horquilla, véase la Rock Shox Bluto.

El tamaño de las ruedas condiciona el diseño del cuadro; la horquilla rígida, las vainas y los tirantes deben de tener suficiente espacio para poder alojarlas, concretamente el paso de rueda suele estar en torno a los 135mm.

Como es de esperar, no son bicicletas demasiado ligeras, su peso suele rondar entre los 14 y 15 kilogramos y esa cifra es un valor bastante aceptable, las hay de mucho más.

El montaje también es acorde con el estilo de la bicicleta, se utilizan unas llantas específicas perforadas muy parecidas a las de Trial Bike, es decir, la cámara queda parcialmente al descubierto.

Ruedas Fatbike

El precio de una Fat Bike no es muy elevado, ya que no tenemos un cuadro ultraligero o una horquilla o suspensión de última tecnología. En función de la calidad del material del cuadro, el montaje, horquilla y llantas, una bicicleta "gorda" puede ir desde los 700 hasta los 2.000€.

Fatbikes, un poco más sobre la nueva moda
Share this