6 consideraciones que has de tener al comprar una bicicleta nueva

¿Qué bicicleta me compro? Una pregunta de respuesta fácil para algunos y complicada para otros, esto se acentúa aún más hoy en día, donde disponemos de un mercado tan amplío de bicicletas que muchas veces es difícil saber por qué marca, modelo o versión decantarse.

Por lo tanto antes de estancarse en temas como aluminio o carbono, mejores rueda o mejor grupo, que color, qué talla... es mejor poner los pies en el suelo, no dejarse llevar por el bombo de la comercialización y preguntarse ¿Cuál es la bicicleta qué realmente necesito, la qué quiero o la qué mejor se adapta a mi?

En este artículo 6 consideraciones esenciales que has de tener al comprar una bicicleta nueva

Consideración 1 - Una bicicleta adecuada a mi

Hay que ser honesto con uno mismo ¿Qué bicicleta es la qué realmente quiero y a la qué le voy a dar uso? Esta cuestión se tiene clara desde el primer momento, uno sabe si quiere una bicicleta de montaña o carretera, si va a dedicar su tiempo al triatlón o si prefiere una bicicleta rígida o doble.

Pero una vez que profundizamos en las distintas disciplinas la cosa se complica. Además hoy en día hay bicicleta con doble personalidad, ya que son capaces de sobresalir en distintas disciplinas sin necesidad de sacrificar nada. ¿Qué tipo de conducción vamos a hacer? algo que hay que tener claro si no queremos terminar con una exótica máquina de las que se usan en las Grandes Vueltas.

La geometría es muy importante, por ejemplo, si vamos a estar muchas horas sobre la bicicleta tal vez necesitemos una de resistencia, más cómoda. ¿Por qué zonas vamos a rodar? Si estamos rodeados de montañas tal vez nos irá mejor una de carretera ligera y escaladora, o si optamos por montaña una doble suspensión de recorrido considerable.

Que el terreno es llano, una de carretera aerodinámica o una XC de montaña cumplirán mejor la función. Por supuesto, lo que queremos y lo que necesitamos son dos cosas muy diferentes, y no hay nada de malo en pensar en grande.

Una vez hemos hecho una evaluación real entre lo que queremos y necesitamos, entre que marcas ofrecen el producto que buscamos, ya hemos dado el primer paso. Ahora que ya tenemos un poco la idea más clara, ¿Qué más tenemos en cuenta antes del desembolso? Vamos a la siguiente consideración.

Consideración 2 - Presupuesto

Una de las consideraciones más importantes, cuánto dinero tenemos o cuánto estamos dispuestos a gastar. Hoy en día se puede adquirir una bicicleta desde 300€ hasta fácilmente los 10.000€. Lo que para algunos puede ser un lujo para otros es normal, desembolsar lo que cuesta un coche en el mercado de ocasión por una bicicleta es algo que no todo el mundo está dispuesto a hacer.

Pensándolo detenidamente y sentándose cada uno a hacer sus cálculos se ha de llegar a una conclusión, del dinero que tengo o ingreso y cuánto estoy dispuesto a desembolsar por lo que quiero/necesito. Ponerse un presupuesto máximo se ha de tener claro desde primer momento, a partir de ahí buscar la bicicleta que se nos adecue y que se mueve en ese rango de precios.

Hoy en día los comerciantes o tenderos ofrecen descuentos sensacionales, más aún si están en liquidación de la temporada pasada donde podemos encontrar fácilmente un 35% de descuento, algo que hay que tener en cuenta.

También hay otros fabricantes que venden sus bicicletas directamente desde su página web, como Canyon o Rose, con precios muy tentadores y difíciles de batir por la competencia.

En última instancia también podemos tener en cuenta la financiación, independientemente de las posibilidades que nos ofrece nuestra entidad bancaria, hay comerciantes que tienen servicios de financiación muy interesantes donde los intereses finales son considerables. De esta manera tal vez podemos estirarnos un poco en nuestro rango de precios.

Consideración 3 - Dónde comprar

Comprar una bicicleta nueva, donde comprar ¿Somos adictos a comprar online o preferimos que una persona física nos atienda y nos asesore? A elección de cada usuario, hoy en día las tiendas online ofrecen la misma garantía que una presencial con la diferencia de que el asesoramiento es diferente, pues previamente debemos de estar mejor informados.

Como hemos comentado marcas como Canyon venden únicamente sus productos desde su página oficial y con un teléfono de atención personal en cada país. Si somos más clásicos, preferimos un mejor asesoramiento y una persona física que nos atienda, de cabeza a la tienda física.

Hay establecimientos con personal muy especializado, tal vez más de lo que lo estamos nosotros en el ciclismo, pero que eso no sea un problema. El deporte y el ciclismo están en progreso, cualquier pregunta que pueda parecer estúpida es necesaria con tal de que nos saque de dudas. Las tiendas locales ofrecen una cercanía y un servicio mejor que si debemos desplazarnos a otra ciudad, pero en ese caso debemos limitarnos a ciertas marcas que ellos comercializan.

Además las tiendas físicas pueden ofrecer facilidades en temas de cambio de componentes, geometría o biomecánica de las que una tienda online generalmente carece. Sin embargo están suelen ofrecer precios más bajos (ahorro de costes de personal y distribuidores) y paquetes más cerrados.

Consideración 4 - Material del cuadro

El material del cuadro viene condicionado por la primera consideración a la hora de adquirir una bicicleta y también por la segunda. El cuadro es el corazón de cada bicicleta, después podremos potenciarlo. Mientras que hace unos años la elección entre el aluminio y el carbono era un gran paso, especialmente económico, a día de hoy la fibra de carbono es el material del momento. Comprar una bicicleta nueva, el cuadro La fibra de carbono está actualmente al alcance de la mayoría de la gente, sobretodo si se le va a dedicar un tiempo considerable a la bicicleta y no es para uso esporádico o puramente recreativo. Hay diferentes tipos de fibras de carbono, cuánto más ligeras y con mejores características más costosas son.

Fácilmente se puede adquirir un cuadro de carretera con un peso inferior a 800 gramos. Bicicletas con cuadro de fibra de carbono de mayor nivel contarán con componentes acordes, con un precio final elevado. También están las bicicletas con cuadro de fibra de carbono de acceso y componentes de gama baja a un precio asequible. Tal vez lo mejor sea un término medio.

El cuadro es la base, optar por un cuadro de calidad media-alta y con el paso del tiempo y el progreso potenciarlo con mejores componentes. Si tenemos claro la bicicleta que tenemos y un presupuesto fijado en un precio bajo, el cuadro de aluminio o aleación cumplirá fácilmente nuestras necesidades. Si a largo plazo no tenemos pensado cambiar demasiados componentes tal vez un cuadro de aluminio con buenos componentes sea mejor opción que un cuadro de fibra de carbono (relativamente pesado) con componentes de gama más baja. Comprar una bicicleta nueva, el cuadro (2) Para los exclusivos y que prefieren una bicicleta personalizada, hecha a medida, tenemos otros materiales como el acero o el titanio. Estos dos se han visto reducidos con el paso de los años pero van viendo su lugar en un pequeño mercado. Tuberías de los mejores materiales, cuadros hechos a medida eso es lo que ofrecen algunos fabricantes como Baum o los que vimos en el artículo Mavic 125 aniversario Custom Bikes.

Tanto el acero como el titanio son capaces de conformar un cuadro con una calidad de marcha increíble, pueden estar a niveles que seguro que a los más puristas del rendimiento serían capaces de cambiar de opinión. El titanio además puede ofrecer conjuntos muy ligeros, en este tema era predecesor del carbono, y cuadros que pueden durar hasta la tumba.

Consideración 5 - La talla

La talla es uno de los factores más importantes, selecciona una mala talla y te sentirás incómodo con esa bicicleta.

Una talla grande hará que nuestra espalda y cuello se resientan, tendremos más dificultades para llegar al manillar y controlar la bicicleta. Una talla pequeña te hará sentir incómodo, hará que no aproveches todo el potencial de la bicicleta. En caso de duda entre dos tallas, mejor seleccionar la más pequeña y adaptarla a nosotros con potencia más larga, manillar más ancho o sillín más alto. Comprar una bicicleta nueva, la talla La talla puede darnos lugar a dudas según qué fabricante o geometría elijamos. Cada fabricante tiene su especificación de tallas y su geometría, tal vez en una marca nuestra talla sea la 53cm y en otra la 51cm, por ejemplo.

Lo mejor es que nos dejemos asesorar por los especialistas de cada firma y optar por la talla, que según las medidas de nuestro cuerpo, se adapte mejor a nosotros. Generalmente se tiene en cuenta la altura y la longitud de la entrepierna, lo que también condicionará la altura del sillín.

La geometría también influye bastante, hemos de tener en cuenta nuestra postura sobre la bicicleta y la flexibilidad que tenemos. Si somos flexibles y nos gusta rodar rápido una bicicleta con geometría agresiva se adaptará mejor a nosotros, con un tubo de dirección bajo, tubo superior más largo y recto con vainas más cortas.

Al contrario si preferimos largas distancias, comodidad, una bicicleta de resistencia o deportiva con su tubo de dirección más alto, tubo superior con slooping, vainas más largas y en general una distancia entre ejes mayor se adaptará mejor.

Asegúrate de la talla de la bicicleta a la hora de la compra, pregunta las veces que necesites, déjate asesorar por el personal de la tienda en la que acudas, infórmate vía foros si quieres para contrastar, consulta las especificaciones y tallas de cada fabricante y si es necesario tomar más medidas de lo normal no te preocupes. Además si tienes la posibilidad de probar la bicicleta, o simplemente montarte en ella para ver que tal se ajusta mucho mejor.

Consideración 6 - Grupo, ruedas y componentes

Una vez tenemos claras todas las consideraciones anteriores, esta última es la que más quebraderos de cabeza nos trae y que también va condicionada por el presupuesto. Vamos a dejar el color de la bicicleta porque eso ya es una elección muy personal y nos centramos en el grupo, ruedas y componentes.

El grupo es una pieza que seguramente va a estar junto al cuadro mucho tiempo. Elegir un buen grupo es fundamental aunque hoy en día la mayoría tiene un funcionamiento muy bueno y se diferencian por el acabado y peso final.

La gran mayoría de las bicicletas tienen un precio preestablecido con un grupo determinado, que será Sram, Shimano o Campagnolo (si es de carretera). En la gran mayoría de fabricantes y precios parecidos encontraremos grupos iguales y las diferencias serán en ruedas (por marca, no por calidad) y por el resto de componentes como sillín o periféricos. El grupo de transmisión irá por tanto en relación con el precio, podemos elegir un grupo mejor a costa de llevar el resto de componentes peores que tal vez en un futuro cambiemos, o optar por un grupo inferior pero con componentes más equilibrados.

Como hemos mencionado anteriormente si no tenemos pensado cambiar demasiado en un futuro un término medio entre cuadro, grupo, ruedas y resto de componentes será la mejor opción. Comprar una bicicleta nueva, ruedas Las ruedas también son muy importantes pero tal vez no se les da la importancia debida, los fabricantes juegan con la calidad de las ruedas para establecer el precio final del producto.

En función del precio, el grupo y las ruedas serán a la par y muy parecidos en todos los fabricantes. Sin embargo las ruedas son un componente que se puede potenciar por un precio considerable (el grupo es más caro), si tenemos pensado cambiarlas o simplemente ya las tenemos de otra bicicleta gastar mejor el dinero en la transmisión. Pro Bike Gallery: Alexander Kristoff's Canyon Ultimate CF SLX Con los componentes periféricos y sillín pasa lo mismo que con grupo y ruedas, van arreglo al precio de la bicicleta y suelen ser parecidos en bicicletas de fabricantes diferentes con rangos de precios semejantes. El sillín es una elección personal y lo que a un usuario le va genial otro lo detesta.

Los componentes se pueden sustituir para bajar el peso por un precio no muy elevado así que no es lo más importante. Sino vamos a sustituirlos, ni tampoco la ruedas, un término medio arreglo precio.

6 consideraciones que has de tener al comprar una bicicleta nueva
Share this