4 trucos obligatorios para tu cadena.

La cadena es uno de los órganos vitales de nuestra compañera. Tenemos que cuidarla para que no nos juegue una mala pasada justo en el momento menos oportuno. Por eso con estos 4 trucos nos aseguramos que la cadena estará en perfecto estado.

1-Cambiarla a tiempo

Conforme le vamos dando uso y aumentando nuestro kilometraje la cadena va cogiendo cierta holgura, hasta el punto que los eslabones no engranan bien en los dientes o las marchas boten.

imagen-cadena-1

Por tanto, tener en cuenta que lo recomendable (dependiendo de fabricantes) es cambiar la cadena entre los 3.000 y los 5.000 km. Esto puede variar dependiendo de los factores de uso, como por ejemplo la lluvia (la cadena al mojarse y perder lubricación sufre un mayor desgaste) y su uso en competición ya que son circunstancias donde la cadena esta sometida a un gran estrés.

2- Mantenimiento adecuado

A parte de tener en cuento el kilometraje que lleva la cadena, hay otros elementos que contribuyen a alargar y mejorar la vida de una cadena. Hablamos de una correcta limpieza y engrasado. En el momento de la limpieza debemos utilizar un desengrasante especifico (o bien un disolvente con base oleosa). Una vez tengamos la cadena impoluta, hay que volver a engrasarla, para engrasarla aconsejamos un aceite especifico similar a este de Squirt.
.
IMAGEN-CADENA-2

3- Evitar cruzar la cadena

Hoy en día los cambios nos permiten un 11x2 relaciones de cambio/piñón. Pero si llevamos un plato grande/piñón pequeño o plato pequeño/piñón grande estamos originando mucho estrés a la cadena. Además de producir un mayor desgaste, puede que termines rompiendo tu cadena y no queremos que eso suceda.

CRUZAR-LA-CADENA-4

4- Deja descansar la cadena

Al igual que nosotros necesitamos recuperarnos después de una sesión de entrene, la cadena también!

Imagen1.pCADENA-5ng-1

Tras finalizar nuestro entreno podemos colaborar con la longevidad de nuestra cadena y tener un buen gesto con ella. Simplemente debemos de dejar la cadena con una relación en la que no esté sufriendo estrés o no vaya excesivamente tensa.
Así podremos evitar un deterioro/desgaste de la cadena y desviador.

4 trucos obligatorios para tu cadena.
Share this