Portada Mecánica La postura sobre la bicicleta

La postura sobre la bicicleta

La postura es un factor muy importante a la hora de montar en nuestra bicicleta, pues dependiendo de ella podremos sacar distinto rendimiento a nuestro cuerpo y nuestras piernas, y con una postura adecuada agradeceremos tanto el rendimiento como la comodidad.

La postura sobre la bicicleta

Hay dos elementos de nuestra bicicleta que son esencialmente importantes y que van a condicionar la postura, son la potencia y el sillín.

EL SILLÍN

Para una buena postura, el sillín tiene que tener la altura correcta, como podemos saber esto?

1º: debemos de medirnos nuestra entrepierna, para ello podemos coger un libro (para medir con más precisión), sujetarlo entre nuestras piernas a la altura de la entrepierna (nuestras partes, para entendernos mejor); y pegarnos a la pared, descalzos, como si nos estuviéramos midiendo en altura. Y cogeremos una cinta métrica y mediremos desde el suelo hasta el extremo de la solapa del libro.

La postura sobre la bicicleta
2º: cuando tengamos esta medida (en cm) lo multiplicaremos por el coeficiente matemático 0.885, de esta manera el resultado será la altura que tiene que tener nuestro sillín, es decir la altura que tiene que haber desde la caja de pedalier hasta el sillín. Siempre podemos variar 1 cm arriba o abajo dependiendo de nuestro gusto; sin olvidarnos que con la pierna completamente estirada, nuestro talón debe tocar el pedal sin que nos inclinemos de la bicicleta, esto es una buena medida de referencia.

Con todo esto, tendremos el sillín ajustado perfectamente a nuestra altura, y así tendremos una mejor eficiencia del pedaleo y evitaremos todo tipo de molestias, lesiones o calambres.

Otro factor importante en la postura, es la regulación longitudinal del sillín, es decir la distancia que hay del sillín a la potencia. Por lo general mucha gente suele tener el sillín puesto lo máximo hacia atrás posible, de manera que la postura es más estirada, pero lo que ellos no saben es que de esta manera están perdiendo eficiencia en el pedaleo.

Para sacar un mejor rendimiento, el sillín debe estar tirado lo más hacia delante posible, de esta manera el ángulo que hace la pierna del sillín respecto a la biela es menos acusado, y la fuerza que ejercemos sobre el pedal, es algo mayor lo que se traduce en un mejor pedaleo y menor cansancio.

La postura sobre la bicicleta

Para regular esto, tan solo debemos aflojar el allen que esta justo debajo del sillín, en la tija, con una llave adecuada (allen). Así el sillín quedara aflojado, colocamos el sillín hacia delante lo máximo posible, siempre dentro de las medidas establecidas en el raíl del sillín, para después volver apretar y listo.

Esta claro que la postura sera un pelín menos estirada, pero para eso podemos “jugar” con la potencia, de la que ahora hablaremos.

La postura sobre la bicicleta

LA POTENCIA

En el mercado, existen un sin fin de variantes de potencias… marcas, colores,materiales, diseños… pero lo más importante, son su longitud y su ángulo, que van a determinar nuestra postura y nuestra maniobrabilidad montados en la bicicleta.

La postura sobre la bicicleta

La longitud: existen potencias desde 80mm, hasta 130mm, en carretera se suelen usar potencias algo más largas y finas; y en montaña algo mas cortas y robustas; pero siempre teniendo en cuenta que vayamos cómodos en la bicicleta. De ello dependerá nuestra elasticidad, si somos personas flexibles, deberemos de llevar una potencia un tanto más larga que las personas que no lo son, de esta manera llevaremos la postura que nos corresponde.

La postura sobre la bicicleta

El ángulo: cuanto mayor angulo, menos erguidos iremos en la bicicleta, y tendremos una mayor control en las bajadas; en cambio cuando menor sea el ángulo de la potencia, mas estirados iremos, de ahí que las bicicletas de carretera lleven potencias con poco angulo, para una mayor aerodinámica en la postura; y también tendremos un mejor control en las subidas.

En cuanto tengamos la potencia adecuada y que mas nos guste estéticamente, debemos de reemplazarla por la que teníamos, para ello necesitaremos un juego de llaves de allen.

desenroscaremos los tornillos que unen la potencia con el manillar, generalmente son 4, y de numeración 4mm.

desenroscaremos los dos tornillos que unen la potencia con la dirección, y que son de la misma medida que antes, es decir 4mm

con una llave de 5mm, generalmente, aflojaremos el tornillo de la araña de la dirección, el de la parte superior. De esta manera podremos retirar la potencia.

La postura sobre la bicicleta

Si os fijais, hay como unas arandelas pero grandes, que van bajo de la potencia. Son los espaciadores, los podemos colocar tanto arriba como abajo de la potencia, regulando la altura de esta; así modificaremos también la postura en gran mayoría y la tendremos a nuestro gusto y comodidad.

Finalmente para montar la nueva potencia, realizaremos los mismos pasos pero a la inversa, poniendo la potencia recta de acuerdo con la rueda, y ajustando el manillar en inclinación. De esta manera tendremos una postura cómoda y a nuestro gusto sobre la bicicleta.